Internet, conceptos generales

Internet es un conjunto de redes de ordenadores repartidas por todo el mundo e interconectadas, de manera que funcionan como una red única de alcance mundial. Por esto se le conoce como la red de redes.

Internet ofrece varios servicios a los usuarios como el correo electrónico, la transmisión de archivos (por FTP o P2P), las conversaciones en línea, los juegos en línea o la world wide web.

La web, o la World Wide Web, es básicamente un medio de comunicación de texto, gráficos y otros objetos multimedia a través de Internet, es decir, es un sistema de hipertexto que utiliza Internet como su mecanismo de transporte. World Wide Web significa telaraña mundial y se abrevia como WWW.

Una página web es un documento que aparece en la WWW. Clásicamente las páginas web se construyen con un lenguaje que se llama HTML en el que se indican el contenido que aparece en la misma, su estructura, los enlaces, la colocación de imágenes, etc. HTML es un conjunto de palabras y expresiones clave que se estructuran de una manera determinada y que resulta inteligible para una persona que no conoce el lenguaje. Hoy en día han aparecido otras tecnologías que enriquecen al HTML y que posibilitan hacer muchas más cosas al diseñar una página web.

Un enlace, hiperenlace, link o hyperlink es una parte de una página web que con un clic nos lleva a otra página web o a otra parte de la misma página web.

El hipertexto es el nombre que recibe el texto que aparece en las webs, el cual está dotado de hiperenlaces. Define un tipo de texto que no se lee de manera secuencial, sino dando saltos por él a través de los hiperenlaces.

Para poder ver de manera correcta una página web, es necesario utilizar un navegador. Un navegador es un programa que interpreta el código HTML para mostrarnos las web tal como las vemos y que nos permite seguir los hiperenlaces para movernos de una página a otra, es decir, navegar.

Es importante saber que WWW no es sinónimo de Internet, WWW es una utilidad que ofrece Internet y que permite la existencia de las páginas  web a las que se puede acceder usando un navegador. Internet es la red de redes donde reside toda la información. Tanto el correo electrónico, como FTPs, juegos, etc. son parte de Internet, al igual que la WWW.

Para buscar hipertexto se utilizan aplicaciones webs llamadas buscadores web que recuperan trozos de información de los servidores web y muestran en la pantalla del ordenador de la persona que está buscando la información que puede ser gráfica, textual, vídeo, e incluso audio.

Para que todos los sistemas conectados a Internet puedan entenderse y funcionen correctamente, es necesario un conjunto de normas, es lo que se conoce como protocolo. HTTP es el protocolo que se utiliza en la transmisión de información a través de la WWW.

Una URL es la dirección los humanos para identificar una página web en Internet. Por ejemplo, www.google.es es la URL del buscador Google, o www.massaber.es es la URL de MasSaber. Para ir a una página web determinada tenemos dos opciones:

  • Escribir en la barra de direcciones del navegador la URL de la web a la que queremos ir.
  • Hacer clic sobre un enlace que “apunte” a la web que queremos ir.

En el caso de utilizar un buscador, como Google, cuando este nos muestra las páginas encontradas nos facilita un enlace para estas, para que simplemente haciendo clic sobre ellos nos lleve a la página.

Las URL son útiles para que las personas podamos recordar las direcciones de las páginas web, pero para los ordenadores es mucho más ventajoso trabajar con números. Por eso, para cada dirección URL se hace una transformación a una dirección IP. Una IP es la dirección de un ordenador en Internet siendo del mismo tipo que las direcciones IP de ordenadores en redes de área local.

La transformación de una dirección URL a una dirección IP la hace un servidor DNS. Cuando un usuario teclea una URL en su navegador y le da a la tecla Intro, su ordenador lanza una pregunta a un servidor DNS sobre qué dirección IP corresponde a esta URL. Por ejemplo, si un usuario teclea www.greanpeace.org, el navegador pregunta al servidor DNS y este devuelve la dirección IP: 205.140.192.13. A continuación, el ordenador hace una petición a través de Internet al ordenador que tiene esa dirección IP. Este otro ordenador será un servidor web que aloja a la página buscada.

Un servidor web es básicamente una gran computadora que almacena los archivos de un sitio web y los transmite vía Internet para poder ser visualizados por los usuarios. En el caso comentado, este servidor almacenará la página web de Greenpeace y cuando recibe la petición de nuestro ordenador, envía la página (documento HTML) a nuestro ordenador, el cual nos la mostrará a través del navegador.

AMPLÍA. Vídeo didáctico y ameno sobre el funcionamiento de Internet que repasa algunos de los conceptos más importantes:

http://www.youtube.com/watch?v=Lc0MbXR2l38

Deja un comentario