Para configurar estos datos hay que acceder a la ventana de propiedades del protocolo TCP/IP. Para llegar a esta ventana primero tenemos que llegar a otra que nos muestra las conexiones de red del equipo. Para ello, en Windows XP debemos ir al Panel de Control y allí, en la vista clásica, hacer doble clic sobre el icono Conexiones de red. Desde Windows 7 y 8 se hace de manera distinta. En el Panel de Control se selecciona Centro de redes y recursos compartidos, allí, en el menú de la izquierda se hace clic sobre Cambiar configuración del adaptador. Siguiendo estos pasos se llega a una ventana donde se muestran los adaptadores que tenemos instalados, tanto reales como virtuales. Una vez aquí, debemos identificar cuál es la conexión que utilizamos, normalmente “Conexión de área local” para redes cableadas y “Conexión de red inalámbrica” para redes inalámbricas. Sobre ella hacemos clic con el botón derecho y elegimos Propiedades. En el cuadro que se nos abre, debemos buscar entre los elementos de la conexión Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) si estamos en Windows 7 u 8 y Protocolo de Internet (TCP/IP) si estamos en Windows XP. Seleccionar este y pulsar el botón Propiedades. Tras esto se abrirá la ventana donde podremos configurar los datos de la conexión TCP/IP.

Para configurar estos datos hay que acceder a la ventana de propiedades del protocolo TCP/IP. Para llegar a esta ventana primero tenemos que llegar a otra que nos muestra las conexiones de red del equipo. Para ello, en Windows XP debemos ir al Panel de Control y allí, en la vista clásica, hacer doble clic sobre el icono Conexiones de red. Desde Windows 7 y 8 se hace de manera distinta. En el Panel de Control se selecciona Centro de redes y recursos compartidos, allí, en el menú de la izquierda se hace clic sobre Cambiar configuración del adaptador. Siguiendo estos pasos se llega a una ventana donde se muestran los adaptadores que tenemos instalados, tanto reales como virtuales. Una vez aquí, debemos identificar cuál es la conexión que utilizamos, normalmente “Conexión de área local” para redes cableadas y “Conexión de red inalámbrica” para redes inalámbricas. Sobre ella hacemos clic con el botón derecho y elegimos Propiedades. En el cuadro que se nos abre, debemos buscar entre los elementos de la conexión Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) si estamos en Windows 7 u 8 y Protocolo de Internet (TCP/IP) si estamos en Windows XP. Seleccionar este y pulsar el botón Propiedades. Tras esto se abrirá la ventana donde podremos configurar los datos de la conexión TCP/IP.

Para configurar estos datos hay que acceder a la ventana de propiedades del protocolo TCP/IP. Para llegar a esta ventana primero tenemos que llegar a otra que nos muestra las conexiones de red del equipo.
Para ello, en Windows XP debemos ir al Panel de Control y allí, en la vista clásica, hacer doble clic sobre el icono Conexiones de red. Desde Windows 7 y 8 se hace de manera distinta. En el Panel de Control se selecciona Centro de redes y recursos compartidos, allí, en el menú de la izquierda se hace clic sobre Cambiar configuración del adaptador. Siguiendo estos pasos se llega a una ventana donde se muestran los adaptadores que tenemos instalados, tanto reales como virtuales.
Una vez aquí, debemos identificar cuál es la conexión que utilizamos, normalmente “Conexión de área local” para redes cableadas y “Conexión de red inalámbrica” para redes inalámbricas. Sobre ella hacemos clic con el botón derecho y elegimos Propiedades. En el cuadro que se nos abre, debemos buscar entre los elementos de la conexión Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4) si estamos en Windows 7 u 8 y Protocolo de Internet (TCP/IP) si estamos en Windows XP. Seleccionar este y pulsar el botón Propiedades. Tras esto se abrirá la ventana donde podremos configurar los datos de la conexión TCP/IP.

10/08/2015 admin No Comments

Deja un comentario