Software básico de seguridad

En nuestro ordenador de uso personal, y sobre todo, en los ordenadores del entorno de trabajo, es aconsejable utilizar software que proteja contra ataques maliciosos. El software más básico e imprescindible es el antivirus. Además, podemos completar la protección con un anti-spyware, un anti-spam o un cortafuegos. Hay productos que ofrecen una protección integral soportando las funciones de todos los anteriores o algunos de ellos. Además los sistemas operativos integran también software que realiza funciones determinadas para la seguridad del equipo. A continuación profundizamos en cada uno de estos productos de seguridad.

Antivirus

Los antivirus son programas cuya función es detectar y eliminar virus informáticos y otros programas maliciosos. Básicamente, un antivirus compara el código de cada archivo con una base de datos de los códigos de los virus conocidos (también conocidos como firmas o vacunas), por lo que es importante actualizarla periódicamente a fin de evitar que un virus nuevo no sea detectado.

Actualmente, la gran mayoría de los antivirus disponen de la función de protección residente, la cual consiste en que el antivirus se esté ejecutando continuamente comprobando cada tarea para detectar cualquier actividad maliciosa instantáneamente. De este modo, verifica los ficheros que se abren y revisa los programas que se ejecutan, así como los scripts incluidos en las páginas webs.

En el mercado existe una gran variedad de programas antivirus. La elección de uno u otro es complicada, pues hay muchos aspectos a tener en cuenta. Aparte de otros de naturaleza empresarial, como el precio o la asistencia técnica y comercial, estos serían las características a tener en cuenta:

  • Capacidad de detección y de reacción ante un nuevo virus.
  • Actualización sistemática.
  • Detección mínima de falsos positivos o falsos virus.
  • Respeto por el rendimiento o desempeño normal de los equipos (que no ralentice su funcionamiento).
  • Integración perfecta con el programa de correo electrónico.
  • Alerta sobre una posible infección por las distintas vías de entrada (Internet, correo electrónico, red o discos flexibles).
  • Gran capacidad de desinfección.
  • Presencia de distintos métodos de detección y análisis.
  • Chequeo del arranque y de posibles cambios en el registro de aplicaciones.
  • Creación de discos de emergencia o de rescate.
  • Disposición de un equipo de soporte técnico capaz de responder en un tiempo mínimo (para orientar al usuario en caso de infección).

La mayoría de los antivirus que se ofertan requieren el pago de una licencia. No obstante, hay buenas opciones de carácter gratuito para el uso doméstico, generalmente de empresas que ofrecen una versión de pago más completa para el entorno profesional:

Aparte de estos, debemos nombrar los antivirus propios de Microsoft para Windows. Microsoft Security Essentials es un antivirus que puede instalarse gratuitamente en Windows XP, Vista y 7 y que tiene un rendimiento bastante bueno, dado que se acopla perfectamente al sistema operativo. En Windows 8 viene incluido Windows Defender, que es un programa antivirus y antispyware con un rendimiento satisfactorio y una buena opción para usuarios domésticos, que no necesitarán instalar otro antivirus.

Hay otros antivirus que ofrecen periodos de prueba gratuitos, pero después de ellos se debe pagar la licencia para poder seguir utilizándolos. Entre los antivirus más importantes del mercado están: Norton Antivirus, McAfee VirusScan, Panda Antivirus, Kaspersky, Eset NOD32, etc.

Es importante saber que no es nada recomendable instalar dos software antivirus en el mismo equipo, debido a que ambos entran en conflicto y ralentizan el equipo. Para disponer de una segunda opinión es posible hacer un escaneo en línea con un antivirus online. Para esto no es necesaria la instalación de un programa antivirus, pero sí, normalmente, la de un plugin en nuestro navegador web. La ventaja de estos además es que están totalmente actualizados. Aún así, no sería una opción correcta prescindir de instalar un antivirus y basarse sólo en un antivirus online, pues este sólo funciona bajo demanda, es decir, cuando le pedimos hacer un análisis.

Algunos antivirus online disponibles:

Antispyware

La principal y más importante razón por la cual usar un software antispyware es proteger su computadora y su privacidad contra programas que intentan capturar información personal sin que el usuario lo sepa. Los spyware son programas maliciosos que tienen el propósito de monitorizar y registrar su navegación en Internet y las webs que visita. Esta información es enviada por Internet a empresas o personas que, después de análisis estadísticos, le envían publicidad personalizada directamente a su computadora.

Un spyware no es un virus, ya que sólo registra lo que se hace, en vez de alterar el funcionamiento de la máquina. Así, los programas antivirus no siempre son eficaces para identificar y eliminar spywares. Algunos antivirus incluyen función antispyware, otros no. En este caso, es necesario instalar un programa antispyware.

Un antispyware será, pues, un programa parecido a un antivirus, el cual nos permitirá analizar el equipo en busca de ficheros infectados y tendrá una protección residente que estará alerta ante cualquier intromisión en el ordenador.

Este tipo de software, como en otros casos, puede haberlo con licencia de pago o con licencia gratuita, aunque estos suelen limitar el uso al entorno doméstico ofreciendo sólo un producto básico, y disponiendo de versiones más completas de pago. Entre los que tienen versiones gratuitas, algunos de los más importantes son: SpyBot Search & Destroy, Malwarebytes’ Anti-Malware, SUPERAntiSpyware o Ad-Aware Free Internet Security. Entre los de pago destaca Spyware Doctor.

A continuación ofrecemos los enlaces de descarga:

Aparte de estos productos, Windows provee al usuario de un software antispyware. Se trata de Windows Defender, el cual viene instalado por defecto en Windows 7 y Windows Vista y puede descargarse gratuitamente en Windows XP. Se accede a él directamente desde el Panel de control. En Windows 8, Windows Defender, como hemos visto anteriormente, es un software que integra antivirus y antispyware.

Interfaz de Windows Defender en Windows 7

Interfaz de Windows Defender en Windows 7

Cortafuegos

Un firewall o cortafuegos es un sistema que previene accesos desautorizados a tu ordenador. Puede ser software, hardware o una combinación de ambos. En el caso de que sea de tipo hardware, se situará entre dos redes (normalmente entre nuestra red local e Internet) y puede venir integrado en el router. Se utiliza para evitar que usuarios desautorizados tengan acceso a las redes privadas conectadas a Internet. Este tipo de cortafuegos se utiliza en redes grandes y protege a toda la red.
El cortafuegos software es más común para el uso doméstico. Consiste en un programa que evita intromisiones no deseadas en nuestro equipo. Sólo es capaz de proteger el equipo en el que está instalado y no toda la red como el de hardware.
Para este tipo de cortafuegos se configuran excepciones, es decir, se deja a ciertos programas que sobrepasen el cortafuegos. Hay que tener en cuenta, que cada vez que permitimos una excepción, el equipo se vuelve más vulnerable, es como hacer un agujero en el servidor de seguridad. Los piratas informáticos suelen usar software que examina Internet en busca de equipos con conexiones sin proteger. Es muy importante, pues, no permitir excepciones si no son realmente necesarias, y sobre todo si no conocemos el programa al que le damos permiso.
El sistema operativo Windows lleva instalado un software cortafuegos, el cual tiene un rendimiento bastante aceptable. Aún así, podríamos desactivar este e instalar otro. Estos otros suelen ofrecer más posibilidades aunque también son más complicados de utilizar, por lo que es cuestión de evaluar la situación.
Para acceder al cortafuegos de Windows 7 y 8 podemos hacerlo desde el Panel de control, buscando en él Firewall de Windows. Una vez abierto, en la parte izquierda, aparece un menú con el que podremos operar con el mismo pudiendo dar permiso a determinados programas, cambiar la configuración de las notificaciones o incluso desactivar Firewall.

Firewall de Windows en Windows 7

Firewall de Windows en Windows 7

En Windows XP también debemos acceder por el Panel de control. Allí, debemos buscar Centro de seguridad, que nos abrirá una ventana a través de la cual podremos activar y desactivar Firewall y acceder a su configuración. Si lo hacemos, nos encontraremos algo como esto:

Firewall de Windows en Windows XP

Firewall de Windows en Windows XP

Un cortafuegos no elimina problemas de virus del ordenador, sino que añade cierta seguridad y protección adicional para tu ordenador o red. Es decir, ayuda a la protección, pero sigue siendo necesario utilizar un antivirus.

AMPLÍA: “Firewall de Windows de principio a fin”, artículo en la web de Microsoft sobre Firewall de Windows 8, aplicable a Windows 7

http://windows.microsoft.com/es-es/windows-8/windows-firewall-from-start-to-finish

Anti-spam

Son programas que sirven para evitar el spam, es decir, el correo basura. Estos programas no son para los usuarios que manejan el correo a través de la propia web del mismo, sino para los que lo hacen a través de una aplicación cliente de correo instalada en su equipo como, por ejemplo, Outlook Express. Los servidores de correo comerciales, como Gmail, Hotmail, Yahoo, etc. tienen su propio filtro anti-spam incorporado, pero los servidores de correo propios de empresa puede que no lo tengan. Estos programas guardan una base de datos de remitentes sospechosos, analizan los correos entrantes y si los identifican como spam los guardan en otra carpeta distinta.

Este tipo de programas, más que como programas independientes en sí, suelen instalarse como complemento del antivirus, del cortafuegos, del propio programa de correo, o en casos de empresas con servidor de correo propio, en el mismo servidor.

Deja un comentario