Introdución a la seguridad básica

En este tema trataremos de los problemas fundamentales de seguridad informática para un usuario doméstico. Para la mayoría de los expertos el concepto de seguridad en la informática es utópico porque no existe un sistema 100% seguro.

El software malicioso puede afectar a todos los sistemas operativos. Existen amenazas diseñadas especialmente para un determinado sistema operativo y otros que funcionan en varios de ellos. Las mayores incidencias se dan en el sistema operativo Windows debido sobre todo a:

  • Es el sistema operativo más utilizado con diferencia, por tanto, se convierte en el objetivo principal.
  • Tradicionalmente no ha sido un sistema que prioriza la seguridad, aunque en cada nueva versión se notan importantes mejoras. En versiones anteriores, se permitía la instalación de programas, sin requerir autentificación por parte del usuario. Mientras otros sistemas operativos, como Linux, están construidos en base a la seguridad.
  • La mayoría de los usuarios poco expertos suelen utilizar alguna versión de Windows. Se trata de usuarios que no toman medidas de seguridad adecuadas.

A modo de introducción, vamos a enumerar algunos consejos básicos a seguir, de los cuales desarrollaremos algunos a lo largo del tema:

  • Mantener actualizado el equipo (sistema Operativo y aplicaciones).
  • Hacer copias de seguridad con frecuencia.
  • Instalar software legal (se obtiene garantía y soporte).
  • Usar contraseñas fuertes (evitar nombres, fechas, datos conocidos o deducibles, etc.).
  • Utilizar herramientas de seguridad para proteger o reparar el equipo.
  • No descargar o ejecutar ficheros desde sitios sospechosos o procedentes de correos sospechosos o no solicitados.
  • Analizar con un antivirus todo lo que se descargue.
  • No facilitar la cuenta de correo a desconocidos o publicarla en sitios desconocidos.
  • No responder a mensajes falsos.
  • Observar que la dirección comienza por https cuando se esté comprando o consultando banca por internet.
  • Tener en cuenta que el banco nunca pedirá información confidencial por correo electrónico ni por teléfono.

Deja un comentario