Instalación de Windows 8

Obtener Windows 8

Microsoft lanzó a la venta la versión final de Windows 8, el 26 de octubre de 2012, es la versión actual de su sistema operativo. Su interfaz de usuario ha sido modificada para hacerla más adecuada para su uso con pantallas táctiles.

Al igual que Windows 7, Windows 8 puede instalarse sin tener licencia y funcionará plenamente durante un periodo de evaluación de 90 días, aunque mostrará mensajes advirtiendo que está en evaluación. Pasado ese plazo su funcionalidad se reducirá y nos mostrará mensajes incitándonos a adquirir una licencia.

Para poder instalar Windows 8 en un equipo es necesario que este cumpla los requisitos de instalación. Microsoft facilita un programa para evaluar tu equipo informándote de si cumple los requisitos.

Microsoft ofrece la descarga de una versión de evaluación de su sistema operativo desde su web, concretamente la edición Enterprise, si bien es necesario identificarse con una cuenta de Microsoft (Hotmail, Live). Disponer de una cuenta Microsoft es recomendable, además, para usar el equipo, pues para abrir sesión en Windows 8, tendremos que hacerlo con una cuenta, que en caso de ser Microsoft, nos permitirá estar identificados en los distintos servicios que ofrece Windows 8, como la tienda de aplicaciones, y sincronizar la personalización de los distintos equipos en los que abramos sesión con esta cuenta, aspectos a los que renunciamos si utilizamos una cuenta que no es de Microsoft.

Puedes acceder a la descarga en este enlace de la propia web de Microsoft:

Al final de la página que se abre en este enlace se encuentran dos botones para acceder a la descarga de la versión para 32 o para 64 bits.

Tras esto, se debe abrir la sesión con una cuenta de Microsoft, pudiendo crearla en este momento en caso de no tener una ya. Una vez abierta la sesión, en primer lugar habrá que rellenar un pequeño formulario con datos personales. Una vez rellenado correctamente accederemos a otra página donde se iniciará, por fin, la descarga de una imagen ISO del DVD de instalación. El tamaño es de varios gigabytes, por lo que el tiempo de descarga será de varias horas.

AMPLÍA: Información sobre instalación limpia, reinstalación y compatibilizar Windows 7 y Windows 8:
http://www.fayerwayer.com/2012/03/paso-a-paso-todas-las-alternativas-para-instalar-windows-8/

Instalación de Windows 8 desde cero

Recordamos una vez más que la instalación desde cero se hace sobre una partición vacía y formateada o que se va a formatear durante el proceso de instalación, de modo que no quedará nada de su contenido. Si vamos a hacer la instalación real, lo que nos interesa es tener una partición disponible para la instalación. Si vamos a hacer la instalación en una máquina virtual debemos crearla adecuadamente.

AMPLÍA: Guía de instalación paso a paso de Windows 8:
http://www.softzone.es/manual-instalacion-windows-8-instalar-windows-8-paso-a-paso/

AMPLÍA: Guía en vídeo de la instalación de Windows 8:
http://www.youtube.com/watch?v=qrvTHlpw76w

AMPLÍA: Guía de instalación de Windows 8 en VirtubalBox:
http://www.pcwebtips.com/2011/09/como-descargar-e-instalar-windows-8.html

La instalación de Windows 8 en la primera parte del proceso es muy parecida a la de Windows 7, de hecho las ventanas son prácticamente iguales cambiando los colores. También cambia algo el orden, pues se solicita la contraseña en las primeras fases de la instalación, aunque como sabemos podemos continuar con el proceso sin introducir contraseña, pues tenemos un periodo de evaluación gratuito de 90 días.

Instalación Windows 8: introducir contraseña

Instalación Windows 8: introducir contraseña

Tras aceptar el contrato, deberemos seleccionar el tipo de instalación: Actualización o Personalizada. En el caso que nos ocupa, instalación desde cero, debemos elegir la opción Personalizada.

Instalación de Windows 8: elegir tipo de instalación

Instalación de Windows 8: elegir tipo de instalación

En la siguiente ventana se nos mostrarán las particiones disponibles en el disco duro en una ventana casi idéntica a la que mostrábamos en la ilustración 99 sobre la instalación de Windows 7. Como entonces, si tenemos ya previamente una partición formateada destinada a la instalación no debemos hacer más que seleccionarla y pulsar Siguiente. Para hacer modificaciones en las particiones, al igual que entonces, debemos hacer clic en Opciones de unidad, y aparecerá un nuevo menú con varias opciones como Eliminar, Formatear, Nuevo… En el caso de que la partición elegida ya tuviera anteriormente un sistema operativo instalado, debemos aplicar la opción de Formatear.

Llegado este momento comienzan a copiarse los ficheros y a ejecutarse la instalación. Después se reiniciará y tras esto comienza una fase que es totalmente distinta a la instalación de Windows 7. En la primera pantalla nos muestra una gama de colores para que elijamos aquel con el que queramos personalizar nuestro Windows. En la siguiente pantalla nos da opciones de configuración:

Instalación de Windows 8: configuración

Instalación de Windows 8: configuración

Si no conocemos las opciones de personalización es preferible elegir Usar la configuración rápida. Si elegimos Personalizar podremos cambiar unas cuantas opciones de configuración respecto a la configuración rápida.

En la siguiente pantalla tendremos que indicar una cuenta de correo Microsoft para abrir sesión. En el caso de que no queramos utilizar una cuenta Microsoft podemos hacer clic en la parte inferior de esta pantalla donde dice ¿No quieres iniciar sesión con una cuenta de Microsoft?, lo que abrirá una nueva ventana donde aclarará la diferencia y nos permitirá escoger entre una cuenta local y una cuenta Microsoft. La diferencia queda explicada en el texto de la ventana que se muestra en la ilustración siguiente:

Instalación Windows 8: Tipo de cuenta

Instalación Windows 8: Tipo de cuenta

Tras esto sólo queda esperar a que termine el proceso y ya podremos disfrutar de Windows 8.

Sobre la reinstalación de Windows 8

En este apartado Windows 8 aporta importantes novedades, pues brinda dos nuevas aplicaciones que permite hacer una reinstalación de manera muy sencilla: Refrescar PC: “Restaurar PC sin afectar a tus archivos y Resetear PC: “Quitar todo y reinstalar Windows”. La diferencia entre ambas características es que Refrescar PC nos permite restaurar todas las configuraciones del sistema operativo a aquellas que vienen establecidas por defecto, sin perder nuestros archivos personales, mientras que Resetear PC reinstala el sistema y borra todos nuestros archivos y programas instalados. Ambas características resultan ser muy útiles como un último recurso para solucionar problemas que de otra manera no logramos resolver.

Para acceder a cualquiera de ellas hay que ir al menú Configuración y allí hacer clic en  Cambiar configuración de PC. Se abrirá una ventana con varias opciones en la parte izquierda. Debemos seleccionar Uso general, y en la parte derecha aparecerán varias opciones, y entre ellas, estas dos.

Windows 8: Acceder a opciones de reparación

Windows 8: Acceder a opciones de reparación

Para llevar a cabo cualquiera de estas dos tareas es necesario el DVD de instalación, por lo que será necesario introducirlo en el lector al comenzar el proceso. Puede tardar algunas horas.

AMPLÍA. Vídeo sobre el proceso “Resetear PC”.
http://www.youtube.com/watch?v=GL4M6mUd7qg

AMPLÍA. Guía para restaurar y reinstalar Windows 8:
http://onsoftware.softonic.com/guia-de-win-8-restaurar-reinstalar-reset

AMPLÍA. Información de Microsoft sobre Resetear PC y Refrescar PC.
http://windows.microsoft.com/es-ES/windows-8/restore-refresh-reset-pc

Aparte de estos procesos, es posible utilizar la reinstalación clásica siguiendo los mismos pasos que en la Reinstalación de Windows 7 que vimos antes, aunque son más aconsejables estos otros procesos.

Actualización a Windows 8

Podemos actualizar a Windows 8 desde Windows 7, Windows Vista y Windows XP. La actualización desde Windows 7 es sencilla y permite que archivos, configuración y programas compatibles permanezcan intactos. Hay que tener en cuenta que hay programas que no serán compatibles. Si se actualiza desde Windows Vista sólo la configuración y los archivos personales se conservarán, pero no los programas. Si se actualiza desde Windows XP sólo se conservarán los ficheros personales y no los programas ni la configuración personal.

Cómo decíamos hay programas, aunque minoría, que funcionan en Windows 7 pero no en Windows 8. Mención especial merecen los programas antivirus. Windows 8 integra de manera gratuita Windows Defender con funciones de antivirus y cortafuegos. Permite el uso de otro software antivirus distintos, aunque hay muchos que ofrecen problemas de compatibilidad, por lo que es aconsejable informarse primero. Durante el proceso de actualización de Windows 7 a Windows 8 se nos muestra una lista de los programas no compatibles, advirtiéndonos la necesidad de desinstalarlos primero.

La mayoría de fabricantes de ordenadores personales ha publicado en sus webs información acerca de la compatibilidad de cada uno de sus equipos con Windows 8, e incluso asistentes. Es aconsejable que antes de dar el paso de la actualización se compruebe en la web del fabricante qué problemas pueden presentarse.

La actualización puede hacerse desde dos soportes distintos: el DVD de instalación o mediante ESD, Descarga electrónica de software, donde los ficheros de instalación se descargan de servidores de Microsoft, por lo que es indispensable la conexión a Internet.

Para iniciar el proceso de actualización si se utiliza el DVD, se debe abrir el fichero setup.exe. Si se hace por ESD, se debe descargar de la web de Microsoft un programa llamado Asistente de Actualización y ejecutarlo para que comience.

El proceso es sencillo. Llegado el momento, en el caso de actualización desde Windows 7, nos preguntará si deseamos conservar configuración, archivos personales y programas, sólo la configuración o ninguna de estas cosas.

Windows 8: actualización desde Windows 7

Windows 8: actualización desde Windows 7

 

Después de esto nos mostraría la lista de programas que no son compatibles si los hubiera, indicándonos que debemos desinstalarlos. Una vez que el equipo ya está listo, se realiza el proceso de actualización de una forma muy parecida a la instalación desde cero.

AMPLÍA. Información de Microsoft acerca de la actualización a Windows 8:
http://windows.microsoft.com/es-ES/windows-8/upgrade-to-windows-8

Deja un comentario