Qué es “formatear” el ordenador

El disco duro es el lugar físico en el cual el ordenador almacena los datos. Para que el sistema operativo pueda leer y escribir en este dispositivo, es necesario hacer particiones en él y dar formato a las mismas. Es común tener una única partición para un único sistema operativo, pero muchas veces se tienen otras reservadas: para datos, para instalar un segundo sistema operativo,…. En otras unidades temáticas de este blog hay más detalles sobre la estructura del disco duro, los distintos tipos de particiones y como se crean. En estos momentos sólo necesitamos saber que en nuestro disco duro debemos contar con una partición para poder llevar a cabo la instalación de Windows, y que un disco duro puede tener una o más particiones, entendiéndose partición como una porción delimitada del disco duro.

El uso de la expresión formatear un ordenador no es muy correcto, pues realmente lo que se formatea es una determinada partición en un disco duro. Formatear es un proceso que no entraña ningún riesgo para el disco duro, ya que lo que realmente realiza esta operación es crear un nuevo sistema de archivos, es decir, organizar la estructura del disco duro para que nuestro sistema operativo pueda hacer uso de este y crear una tabla de asignación de archivos en la que se incluye información acerca de cada directorio y los archivos que este incluye. Como consecuencia de esto, todo el contenido que existía previamente en la partición es eliminado.

Reinstalar Windows en un equipo no conlleva necesariamente que haya que formatear la partición, ni perder los documentos ni programas que tenemos. Hay varias opciones de instalación:

  • Hacer una reparación o reinstalación: Para un ordenador en el que ya esté previamente instalada una determinada versión de Windows pero no funciona correctamente, se puede reinstalar la misma versión reparándola, sin eliminar ni los ficheros ni los programas ni la configuración.
  • Instalación desde cero: En este caso, se instala el sistema operativo sin tener en cuenta lo que pudiera haber previamente en la partición. Habrá que optar por formatear o no la partición:
  • Si se opta por formatear, algo necesario si el formato de la partición no es el adecuado para Windows, lo que hubiera en la partición se pierde.
  • Si no, y ya estaba instalada la misma u otra versión de Windows, convivirán las dos instalaciones, teniendo que elegir una u otra al inicio.
  • Actualización: En el caso de que queramos pasar de una determinada versión de Windows a otra superior. No se perderán los documentos pero sí algún programa y la configuración. Sólo puede hacerse en determinados casos.

Realizar una actualización supone mantener todos los programas y datos que existían previamente. Ahora bien, es altamente probable que los drivers de los dispositivos no sean válidos para el nuevo sistema operativo y tengan que instalarse los apropiados.

Si quisiéramos realizar la instalación de un Windows de versión más reciente a una anterior, o bien pasar de una versión a otra que no permite actualización tendremos que realizar una instalación desde cero, es decir, será necesario formatear la partición donde quiere instalarse y, como consecuencia, perder los datos.

Para llevar a cabo cualquiera de las instalaciones de Windows es necesario disponer de un número de serie y de los ficheros de instalación. Estos normalmente los tendremos en un CD o DVD, aunque en algunos casos pueden que estén almacenados en otro soporte (memoria USB, alojados en un servidor de Internet, en el propio disco duro,…). El número de serie asociado a nuestra licencia de uso lo obtendremos al adquirir Windows, bien comprando el instalador, en DVD o en descarga de Internet, o bien adquiriendo un ordenador que lo trae pre-instalado, debiendo registrar la licencia a nuestro nombre. Utilizar un número de serie de una licencia que no nos pertenece supone una práctica de piratería y es ilegal.

Antes de instalar un sistema operativo es necesario comprobar que el equipo cumple los requisitos hardware. Esto es especialmente destacable en el caso de que queramos cambiar de versión de Windows. Microsoft ofrece gratuitamente programas que comprueban tu computadora e informan si se puede o no instalar la versión de Windows deseada.

Deja un comentario