Unidades lectoras de discos

Se trata de un dispositivo que integra un emisor de rayo láser para leer los datos grabados en un disco, sea CD o DVD. La mayoría de las unidades hoy día no son sólo lectoras, sino que son a la vez grabadoras. Para grabar datos transforman impulsos eléctricos en un haz de luz láser que almacena los datos en el disco. Las tecnologías de rayo láser para CD y DVD son distintas, aunque la mayoría de las unidades lectoras actuales integran ambas, siendo habitual utilizar una única unidad que lee y graba tanto CD como DVD.

Las unidades lectoras se conectan a la placa base por medio de los cables IDE o SATA. Estos dispositivos se colocan en las bahías de 5.25 pulgadas de la carcasa. Se trata de dispositivos mucho más lentos que los discos duros.

Unidad lectora de CD/DVD

Unidad lectora de CD/DVD

Cada vez es más habitual el uso de la tecnología Blu-Ray, y por tanto, están más presentes a su vez las unidades lectoras/grabadoras de Blu-Ray, que a veces integran en el mismo dispositivo también la tecnología para DVD.

Los tres tipos de dispositivos ópticos nombrados utilizan un láser distinto y tienen una densidad de datos diferentes, de ahí su diferencia de capacidad:

  • CD: La capacidad habitual es de 700 MB, pudiendo llegar a 800 o 900 MB.
  • DVD: Hay varios tipos según utilicen una o dos capas y si emplean una o las dos caras de estas capas, ofreciendo según este tipo capacidades distintas. El de una capa con una cara tiene una capacidad de 4.7 GB, mientras que el dos caras, ambas dobles, llega a 17.1 GB.
  • Blu-Ray: También depende del número de capas. Son habituales los de una capa de 25 GB y los de doble capa de 50 GB. No obstante, se han desarrollado otros tipos, llegando al de 20 capas que almacenaría 500 GB, pero que no sería compatible con los lectores normales.

Deja un comentario