La fuente de alimentación

La fuente de alimentación debe elegirse en función del conector que posea la placa base que se va a instalar en el ordenador. Por su ubicación, hay dos tipos: interna, utilizada en los ordenadores de sobremesa y externa, utilizada en portátiles:

Fuente de alimentación interna

Fuente de alimentación interna

A la hora de elegir una fuente de alimentación debemos fijarnos en el tipo de conector para la placa base, que depende del factor de forma de esta. También, puede observarse el número de conectores para dispositivos. Otras características a tener en cuenta es la eficiencia, que indica el aprovechamiento de la energía que tiene, su estabilidad o su durabilidad.

La fuente de alimentación interna de un equipo de sobremesa deberá tener conectores para la placa base y para los dispositivos de almacenamiento, esto es, discos duros, unidades lectoras de discos ópticos y, en su caso, disquetera.

Deja un comentario