BIOS y CMOS

El BIOS o la BIOS, pues se le llama de ambos modos, es un programa que se encuentra grabado en un chip de la placa base, concretamente en una memoria de tipo flash. Este programa es el que se encarga de comprobar el hardware instalado en el sistema, ejecutar un test inicial de arranque, inicializar circuitos, manipular periféricos y dispositivos a bajo nivel y cargar el sistema de arranque que permite iniciar el sistema operativo. En resumen, es lo que permite que el ordenador arranque.

La BIOS es un elemento fundamental en el arranque del sistema. Como hemos dicho, es una pequeña memoria que contiene un programa relativamente sencillo. Inicialmente BIOS significaba Basic Input Output System, pero su significado cambió y actualmente significa Basic Input Output Service.

La BIOS tiene tres misiones principales:

  • Comprobar y reconocer todos los dispositivos, que la placa base tiene conectados en el momento del encendido.
  • Localizar e iniciar el arranque del sistema operativo para cederle posteriormente a este el control del sistema.
  • Ofrecer servicios al sistema operativo para acceder a los dispositivos del sistema.

Los datos concretos de configuración de cada ordenador pueden ser distintos de unos a otros (unidad de arranque, protección por contraseña, gestión de periféricos, etc.). Para poder modificarlos, la BIOS incorpora un programa conocido como Setup que sirve para cambiar la configuración inicial antes de que se cargue el sistema operativo.

Los datos configurados por el usuario se deben guardar en una memoria que no se borre al retirar la alimentación del equipo. Esta memoria se suele conocer con el nombre de CMOS y está protegida con una pequeña pila de botón recargable. Si se quita esta pila, el programa no se verá afectado, pero las configuraciones realizadas se perderán, y en el próximo encendido del sistema se sustituirán por las que asignó el fabricante por defecto. La BIOS lee los datos de la CMOS cuando el sistema arranca.

La pila de la BIOS, aunque tiene una duración muy larga, puede agotarse, lo que provoca que se elimine la configuración guardada. Síntomas de que la duración de la pila está llegando a su fin son: el retraso de la hora del equipo tras cada apagado y la necesidad de reinstalar algunos dispositivos en cada arranque. Si se da este problema, sustituir la pila es fácil, basta con adquirir una de iguales características y remplazarla.

La BIOS es tan importante que si sufre algún daño, la placa quedaría inutilizada porque no es capaz de arrancar. No es concretamente ni software ni hardware, es lo que se conoce como firmware, es decir, un programa grabado a fuego sobre un circuito. Los principales fabricantes de BIOS son: American Megatrends (AMI), y Phoenix Technologies, que adquirió a otra gran marca, Awards.

Actualización de la BIOS

En los sistemas actuales la BIOS o, concretamente, el programa encargado de arrancar el equipo, está guardado en una memoria flash, lo que permite actualizarla a una versión nueva. Esta versión deber ser creada y distribuida por el fabricante.

Las causas más frecuentes para la actualización de una BIOS son dos:

  • Para que reconozca nuevos dispositivos.
  • Correcciones de errores de la BIOS existente.

Para llevar a cabo la actualización no es necesario extraerla de la placa, sólo utilizar el programa adecuado. Lo primero es saber exactamente marca y modelo de la BIOS, lo cual podemos verlo en la pantalla inicial, al arrancar el ordenador. No existe un método único para actualizar la BIOS de una máquina, por lo que lo mejor es localizar la documentación necesaria en Internet, seguir escrupulosamente los pasos que se indican en el proceso y salvar la versión anterior por si hay que usarla.

Deja un comentario